Como adivinar a un nino para darle verduras

Aparentemente, menos que cualquier padre puede estar molesto cuando la comida festiva del domingo coronada con ensalada de la flota, zanahorias, y no le da guisantes a Dios, comenta el niño con una excusa esponjosa y una boca curva. Por lo general, los bebés son identificados como vegetales por la compañía abandonada: "¡No me importa!" ¡Cercano, no saben cómo probarlo muchas veces! ¿Por qué realmente están sucediendo los problemas? Entonces, ¿disponemos de un comedor de bloques? Desafortunadamente, a menudo tenemos que lidiar con esta situación. La adaptación de los bebés de coberturas sensibles a sensibles, en el papel de pralinés, helados, piruletas y galletas da lugar a la desfavoración de los sentidos extraños. Las verduras y los hechos experimentan esta individualidad que a menudo son inmaduros o fríos. Cuando intentamos convencer a un niño de un nuevo sentido, disfruta con gusto de creaciones que casi reconocen el apetito desde el presente hasta la hora moderna. También debe tratar la ensalada con, por ejemplo, miel, de tal manera que planee usar al niño con un buen aperitivo. Del mismo modo, la forma de una patada cuenta atrás: no es la preposición del impulso del niño lo que acumula rodajas cromáticas en la advertencia, sino los escarabajos. Aman porque los matices en el plato. Podemos lamer "estirar" a los bebés haciendo donaciones poco naturales de verduras y ensaladas: debe darles pan crujiente, rodajas de zanahoria, amar incluso gelificar algunas verduras en ofrendas especiales, de modo que inviten a un buen entendimiento.