Comida de conferencia

A todos nos gusta preguntarle y llevarlos lejos con platos interesantes. Desafortunadamente, por lo general estamos obligados y comenzamos a dar la vuelta para preparar nuestras suntuosas golosinas en este momento. Sin embargo, está compuesto por que los resultados más prácticos son a menudo los mejores. Así que vale la pena considerar la creación de una tabla de quesos para los empleados.

Selección de quesosSi solo tenemos esa oportunidad, deberíamos servir queso elaborado con nuevos tipos de leche: vaca, oveja y cabra. Un enfoque eficaz es también mejorar sus regiones. Les dará a sus invitados la oportunidad de conocer platos de lugares donde no han estado. Vale la pena prepararse teóricamente para la ocasión y enriquecer la agradable degustación con la historia de cada uno de los quesos servidos. Lo más importante, sin embargo, es preservar el orden de los sabores. En el tablero, debemos separar los quesos altos y suaves. Así que es para enviarlos manteniendo el arreglo correcto.arregloEscribimos los quesos en el área, comenzando con el más simple (es mejor arreglarlo a las 12 en punto, yendo gradualmente a los mejores y mejores. Gracias a esto, nuestros empleados sentirán diferencias sutiles en el olor y olor de los productos.estéticaPodemos proporcionar quesos en un tablero adicional que está disponible para esto, que permitimos en algunas tiendas que ofrecen artículos de mesa. Podemos usarlo para el último soporte fuerte o tabla de madera, siempre teniendo que decir que tiene que vivir solo para este trabajo. Algunos de los quesos, especialmente los que alcanzan, se sirven adecuadamente en partículas más gruesas. Otros se pueden ofrecer en rebanadas. Aquí serán importantes las rebanadoras de queso, que nos permitirán cortar el queso en rodajas livianas y cómodas.extrasAdemás del queso, debemos servir a nuestros huéspedes con las adiciones apropiadas. Pueden incluir nueces, aceitunas, arándanos, mermelada de serbal, pasas y albaricoques secos. Todos los suplementos están bien colocados en sus propios tazones, si no se mezclaron con los quesos que servimos. En una cesta privada servimos pan blanco (preferiblemente una baguette crujiente o galletas.El vino correctoTambién debemos servir el vino adecuado a la tabla de quesos. El estilo más simple será elegir el vino que fluye de la misma región que el queso que ofrecemos.